El puente

Sí los inocentes niños
eternamente extraviados en nosotros
corrieran de verdad libres por aquel puente…
el de porosa cantera rosada
bugambilias en los barandales
que húmedas todavía del amor del rocío
después del acto observan
bandadas de aves del paraíso

Proclamados embajadores serían
conciliando personas al encuentro
aquellas que solas en veredas había
y perdido la vista, por cierto.
Si avivara el viento aquel rehilete,
si arrancara de un golpe la tristeza,
la amargura se convertiría en deleite
sintiendo que la vida comienza

Cierto estaría Dioses del Tiempo
de la inexistencia del “No” absoluto…
en aquel momento correría al puente
las manos de niño y mi verdad
ofreciendo la ventura y contento
que instantáneos esfuman el vacío y la soledad

Víctor Raúl Ordóñez

@vrordonez
@poemario

Más poemas…

CONTACTO

1 + 7 =