No está, sueña

Leía las líneas de unos versos
y con palabras trazaba mis delirios
interpretaba un ideario, un descargo de alegría,
y a su vez, me impulsaba el arrebato en tu ausencia,
e incomprensiblemente, aún así sentía tu calma
percibía como mi alma se extendía, casi tocaba tus dedos
divagaba
-la sed que me agobiaba-
lo que errante me perdía.

En tanto una voz que parecía sensata
desde algún fondo me decía:
ella no está, sueña
que ya mañana a ti vendrá

Víctor Raúl Ordóñez

@vrordonez
@poemario

Más poemas…

CONTACTO

13 + 15 =