Tú no dejas

No dejas de chispear
de titilar como estrella
de fluir como la brisa

No dejas de nutrir
lo invisible
que tanto importa

No dejas de sentir
de desbordarte
de endulzar el alma

No dejas de ahondar
de inquietar la vida
de provocar insomnio

No dejas de esculpir momentos
que se dibujan en el aire
y quedan como marca

No dejas ni un instante
de provocar la vida
como un retoño rebelde

No me dejas que respire
porque a tu lado
lo robas todo

No dejas de fluir
de esconderte entre las sombras
de aparecer sin razón alguna

No dejas tú, de ser sentido
la ubicación del alma
y el compás que nos lleva

No dejas
ni dejarás de ser tú
la sorpresa de los días
las razones de estas cosas
los anhelos que se cumplen
y de las ondas tan sonoras
la causa y el impulso
del ritmo y el ahora.

Víctor Raúl Ordóñez

@vrordonez
@poemario

Más poemas…

CONTACTO

15 + 1 =